AmaZona

Mundo Posible

domingo, 12 de noviembre de 2006

Veredicto: culpables



No es delirio.
Tal y como se me dijo así lo cuento. Es como un deber moral que me late en la conciencia desde que salí el otro martes de los multicines Monopol. Como Una Verdad Incómoda que no te deja respirar, que se te atraganta y que tienes que escupir como sea. “¿Te gustó?”-me preguntó Pepe Torres al terminar el documental. “Pues... mmm... no tengo palabras, Pepe, me siento impotente. Hemos preparado una catástrofe”.

Sí. Una auténtica catástrofe contra la Tierra. Nuestros comportamientos como especie, nuestra forma de tratar al Mundo, de relacionarnos con él, ha ido conformado la crónica de una muerte anunciada. Quizás hasta ahora siempre había pensado que esto del calentamiento global no iba conmigo, bueno, sí iba conmigo pero desde lejos. Claro. Una película es una forma más sencilla de hacer llegar una historia, de conmover a un espectador y de sacarle eso que pretendemos como creadores. El cine emociona. Hasta que no me han llevado a ver este documental americano de 90 minutos, dirigido y guionizado por Davis Guggenhein, jamás me había planteado seriamente que teníamos un final como especie, como seres vivos. Había mantenido una postura observadora, lejana -en ocasiones- sobre la “emergencia planetaria”. Y es que el único lugar donde podremos existir, la tierra prometida, está agonizando. Nos hemos encargado de minar este Planeta Azul y no ha ocurrido lentamente. En los últimos cien años la población mundial se ha multiplicado a pasos agigantados a la vez que lo ha hecho el dominio de las tecnologías que hemos inventado. Una mezcla fatal, una combinación de factores que sí altera el producto: civilización y mundo están dejando de ser compatibles.

Nos hemos preocupado más por dominar la tierra, por ser la fuerza más poderosa que existe sobre ella, que por vivir en ella. Ahora dependen de nuestras actitudes, no sólo el comportamiento del globo, sino el del resto de seres vivos que lo pueblan y que están condenados también a la extinción. “Ahora somos capaces de tener un impacto destructivo en el sistema ecológico de todo el planeta”, dice el ex presidente norteamaericano Al Gore en algún momento de Una Verdad Incómoda.
Que quede claro que el documental hay que verlo. De hecho, su producción, su proceso de creación, promoción y distribución, su publicidad se ha realizado de forma ecológica. Lo que se consiga recaudar con la película y su libro irá destinado a una campaña educativa que apuesta por difundir la crisis del cambio climático. Ya hay otr@s que están haciendo lo posible por cambiar algo. Queda en nuestras manos el reto: salvar el Planeta de la desaparición y el exterminio.

3 Comments:

At 13 de noviembre de 2006, 21:20, Blogger Pepetorrito said...

Bueno, ¿entonces te gustó, no? Me alegra haber contribuido con mi granito de arena a la difusión del mensaje. Y haberte implicado a ti, comunicadora, para que seamos cada vez más los concienciados. Recuerda los créditos y pásalo.

 
At 15 de noviembre de 2006, 19:05, Anonymous Anónimo said...

NO HE VISTO LA PELÍCULA-DOCUMENTAL, PERO DESPUÉS DE LEER TU BLOG IRÉ.
TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS ESTAMOS APORTANDO NUESTRO GRANITO DE ARENA A LA PROGRESIVA DESTRUCCIÓN DEL PLANETA Y, POR ENDE, A LA DESTRUCCIÓN DE NUESTRA ESPECIE Y, LO QUE ES PEOR, LA DESTRUCCIÓN DE OTRAS ESPECIES (QUIZÁS MÁS INTELIGENTES QUE NOSOTROS).
LA MANERA DE CAMBIAR LAS COSAS ES LA EDUCACIÓN Y, POR AHÍ HABRÍA QUE EMPEZAR. AQUÍ EN ESPAÑA SE ESTÁ INTENTANDO INTRODUCIR UNA NUEVA ASIGNATURA EN LOS COLOGIOS "ECOLOGÍA" (YA EN ALGUNOS PAÍSES ESTÁ IMPLANTADA).
"NUNCA ES TARDE SI LA DICHA ES BUENA" ¿NOOO?. NUESTRA PROPIA SUPERVIVIENCIA DEPENDERÁ DE NUESTRAS ACTITUDES "ECOLÓGICAS".
UN BESO.

 
At 17 de noviembre de 2006, 7:58, Blogger wanchulu said...

He visto el documental y creo que sería bueno meditar en profundidad sobre lo que realmente estamos haciéndole a nuestro planeta.

No soy catastrofista, pero, tal como están las cosas, o se pone pronto remedio o la vida, tal como la conocemos, tiene pocas posibilidades.

Un abrazo
Fran

 

Publicar un comentario

<< Home