AmaZona

Mundo Posible

sábado, 25 de noviembre de 2006

Y llorar por él



Ella quiere desdibujar sus canas.
Las que lleva arrastrando bajo la piel después de tantos años de maltrato. Y es que alguien que tanto la quiere ha decidido robarle su integridad, el aliento de vivir. Ha pasado los últimos meses soñando con el día D, día de la DIGNIDAD, ésa que recuperará si todo sale como ha planeado y logra escapar de las garras.
Sabe que no tiene adónde ir, pero ha comprendido que nada puede ser peor que lo que ha sufrido. Ninguna circunstancia nueva, por muy dura que fuera, podrá superar lo que ha sido su vida -su muerte- al lado de Goliat.
Saldrá de noche, cuando él esté con los amigos. Se irá sin dejar huellas, sin dejar pistas de su paradero. Pero, sobre todo, se marchará borrando de su cuerpo y de su mente cada segundo de inseguridad, miedo, indefensión y fracaso vividos. Al lado de su maltratador, ella es una mujer.

Una de cada tres mujeres en el planeta ha sufrido abusos en algún momento de su vida a manos de agentes del Estado, miembros de su propia familia o conocidos. A todas ellas se les ha robado el aire. Según las estadísticas españolas que maneja Amnistía Internacional, en lo que va de año, el 70 % de las víctimas que han perdido la vida no denunciaron a sus agresores. Un porcentaje demasiado alto que nos revela que el drama, la tragedia, continúa latiendo agazapada en el círculo familiar.

Este 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, se han celebrado en todo el mundo múltiples movilizaciones contra los malos tratos. Entre otras declaraciones, las de Isabel Ramírez, secretaria de Igualdad del PSOE: “desde los hogares, en la escuela, en los centros de trabajo, en la Universidad y en todos y cada uno de los ámbitos de nuestra sociedad, cada ciudadano, cada ciudadana y cada institución, pública o privada, tienen el deber y la misión fundamental de cooperar para educar en igualdad, sensibilizar a la ciudadanía, romper el cerco de silencio, prevenir el maltrato y denunciarlo desde sus primeras manifestaciones”.

El Planeta entero se ha hecho eco de las denuncias realizadas -a viva voz-. También Amazona, este blog dirigido al Mundo, a la Tierra, a la salud del Planeta. Y es que si la violencia de género acaba con nosotras, las mujeres, o nos enferma del dolor, no podremos parir más a los niñ@s del futuro, los niñ@s de nuestra especie. La violencia nos hace pequeñ@s, muy pequeñ@s.

3 Comments:

At 27 de noviembre de 2006, 7:35, Anonymous carlos said...

Muy bello tu artículo, entretejido desde las garras profundas de los sentimientos...

 
At 30 de noviembre de 2006, 9:25, Anonymous Eloísa said...

Un tema que no se trata sobre esto y que yo creo que es muy importante es cómo responde el entorno de las personas maltratadas. ¿Creen a esa persona desde el principio? ¿La apoyan? ¿La ayudan realmente a salir de ahí? Para mi tristeza, sé que hay casos donde se utiliza mucho la expresión "es que no aguantas nada", o que hasta los hijos del maltratador se ponen del lado de éste porque no quieren "cargar" con la madre (mejor que viva con él a que ellos tengan que cuidarla) o por razones económicas (la situación que conlleva la separación puede acabar con una futura herencia)... Estas situaciones se dan más de lo que pensamos. No todos los casos de maltrato son tan anónimos, hay gente que sabe que eso está pasando pero prefiere ignorarlo mientras la violencia "no sea muy grande". Este mundo es duro, muy duro. Un abrazo, Goretti.

 
At 1 de diciembre de 2006, 11:42, Anonymous Anónimo said...

LA VIOLENCIA DE GÉNERO SE HA REVELADO COMO UNA DE LAS GRANDES LACRAS DE NUESTRAS SOCIEDAD EN LOS ÚLTIMOS AÑOS. CADA VEZ SON MÁS LAS MUJERES QUE SE ENCUENTRAN EN UN CAMINO CERRADO. HAY QUE TENER EN CUENTA NO SÓLO A LA VIOLENCIA FÍSICA (LA AMPLIAMENTE COMENTADA EN LOS MEDIOS) SINO TAMBIÉN LA VIOLENCIA PSÍQUICA (LA GRAN OLVIDADA) QUE AL IGUAL QUE LA FÍSICA VA COMIENDO POCO A POCO A LA MUJER MALTRADA, CONVIRTIÉNDOLA EN NADA. PARA MI ES ÉSTA MÁS PELIGROSA QUE LA FÍSICA EN CUANTO ES MÁS DIFÍCIL DE DEMOSTRAR.
NO OBSTANTE TENGO UNA ESPERANZA. PIENSO QUE SI TODA LA SOCIEDAD SE CONCIENCIARA DE LA MAGNITUD DEL PROBLEMA SE PODRÍA AVANZAR MÁS RÁPIDAMENTE HASTA UNA SOLUCIÓN. Y UNA VEZ MÁS, PIENSO QUE LA "EDUCACIÓN" ES LA HERRAMIENTA CLAVE PARA SOLUCIONAR ESTE PROBLEMA.
UN SALUDO Y BESOS.

 

Publicar un comentario

<< Home