AmaZona

Mundo Posible

viernes, 26 de enero de 2007

Anda, Roy

Hoy 26 de enero de 2007 se cumplen ya dos años. Y sigo haciendo como si nada, como si no faltaras en este tiempo que nos queda. Este tremendo hijo de su madre permanece siempre. Ahí, tras sus palabras, tras sus gafas menudas de mirada esquiva, el más libre, el más cogido por los huevos. Leo su último borrador, una escaleta vieja llena de tachones donde se mal leen algunas palabras al aire dirigidas a Megaturbinas, a La Favorita y al Zeñorito. Faltas, Carlos G. Roy. En las horas, en los cigarros apagados casi enteros, en Materia Prima . No ha regresado la contundencia, te la llevaste toda. La mala lengua, la buena sangre, la mano afilada en la crónica, el olfato para las corruptelas, la falta de prejuicios que sólo poseen los grandes. Déjate estar, anda maestro, que falta todavía tu columna en la edición de hoy. Levántate y anda, que prometo pincharte el Carmina Burana.

3 Comments:

At 25 de febrero de 2007, 12:58, Blogger 001 said...

Solo tu grandeza hace mayor a Carlos Roi

 
At 25 de febrero de 2007, 12:59, Blogger 001 said...

seguimos pendientes de un café...

 
At 2 de enero de 2008, 12:53, Anonymous Anónimo said...

No quisiste llevarme contigo...sabías bien por qué. Gracias por protegerme de mi amor con tus modales de hijo de puta, grandísimo hijo de puta. Te he querido tanto...

 

Publicar un comentario

<< Home